6. ESTUDIO GEOTÉCNICO

 

6.1 Introducción

Durante el desarrollo de los trabajos de campo también se valoró el grado de alteración o meteorización que presenta el macizo rocoso estudiado, para ello se han seguido las recomendaciones de las normas ISRM (1.978) y UNE 22983/4; ambas normas son muy similares y se basan en una escala de grados establecida por Moye (1.967).

Según esto, las rocas de la Formación Barrios en el afloramiento de La Gotera se presentan muy poco o nada meteorizadas siendo en su totalidad de Grado I (roca sana sin señales aparentes de meteorización). Únicamente se aprecia una ligera meteorización física de carácter muy superficial (no penetra más de 0,50 m) que da lugar a una disgregación del macizo rocoso por apertura de sus planos de discontinuidad.

Una referencia, aunque meramente intuitiva, de la elevada “calidad geotécnica” de estas rocas (a escala de macizo) en cuanto a su alterabilidad, fisuración, homogeneidad, etc., lo constituye el hecho de que en la zona de La Gotera y en la próxima de El Tueiro (inmediatamente al norte), tanto la Carretera Nacional 630 como la Línea Férrea León-Gijón, salvan mediante túneles los pequeños cañones que en el valle del Bernesga producen los afloramientos de cuarzoarenitas de la Formación Barrios. Estos túneles, abiertos hace bastantes años (los del ferrocarril superan los 100), tienen un escaso o nulo sostenimiento en gran parte de su traza sin que a lo largo de su historia hayan presentado ningún problema importante; algo similar ocurre con los taludes de elevadas paredes verticales que la antigua Nacional 630 presenta en ambas zonas.

Por último y a nivel más amplio, esta formación rocosa, por su elevada calidad geotécnica y acusada impermeabilidad (entre otras razones), también constituye el nivel de apoyo de las presas de algunos grandes embalses de ambas vertientes de la Cordillera Cantábrica (presas de Los Barrios de Luna, La Barca y Tanes).

 

 

Volver al índice